Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ¿Nada por aquí? (libre)
Jue Dic 06, 2012 6:19 pm por Arien

» Tras el paseo, un buen descanso -Priv.Coel-
Sáb Dic 01, 2012 12:25 pm por Arien

» AfiliaForos
Sáb Sep 29, 2012 10:24 am por Invitado

» Fuck, Date or Pass
Miér Sep 19, 2012 1:21 am por Cadiz Müller

» Der Meister (Priv: Ian)
Miér Sep 19, 2012 1:00 am por Cadiz Müller

» Institute Douce Pluie {Elite}
Dom Sep 16, 2012 7:07 pm por Invitado

» Gennye.... ¡Gen!
Mar Sep 11, 2012 6:58 pm por God

» Foro RPG Crossover Naruto/Inuyasha {afiliación normal}
Mar Sep 11, 2012 5:39 pm por Invitado

» SheksAnime
Lun Sep 10, 2012 10:47 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Mar Abr 28, 2015 10:36 am.
Our brothers

Élite
Créditos
Skin hecho por Hardrock de The Captain Knows Best Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.

De rutinas, dolor y compromiso

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

De rutinas, dolor y compromiso

Mensaje por Z el Dom Jul 22, 2012 4:46 am

El cansancio empezaba a golpearlo seriamente. Y no es que fuera fácil decir que el se tomaba descansos, pero en esta ocasión verdaderamente añoraba terminar con su misión y poder tomase uno o dos días para recuperar el estado. “¿que mierda estaban pensando al mandarme tan lejos por cosas que se consiguen fácilmente en las cercanías?” esos pensamientos invadieron su mente, en un reproche a distancia hacia sus superiores, en el momento que su pie tropezaba contra una piedra, haciéndole trastabillar en su subida a una colina. Su frustración solo se incremento al sentir un dolor punzante en su mano al momento que se apoyaba para retomar el paso, sintiendo como un vidrio roto se ensartaba en su carne. – ¡Me c*** en dios!

OK, este definitivamente no era su día. Tiro a un lado el vidrio y, cortando un pedazo de tela de la sucia remera gris que usaba en ese momento, cubrió su mano como pudo, después de todo, no estaba tan lejos de la fabrica como para detenerse a curar la herida, y mucho menos tenia tiempo de quejarse, debía apresurarse si no quería sufrir una reprimenda sobre su tardanza, y, si eso llegara a pasar, no dudaba ni por un segundo que el castigo que sufriría seria proporcional a la falta de respeto que le dedicaría a su superior, por mas respeto que le tuviera, en ese momento, estaba muy, muy enojado.
Finalmente logro alcanzar la sima de la colina, y desde allí pudo divisar la fábrica, que parecía estar tan bulliciosamente activa como siempre. Luego de caminar unos minutos mas, sin que hubiera algún otro incidente, logro alcanzar la entrada, donde el guardia le dirigió una mirada inquisidora a el y luego a la repleta mochila. Antes de que el dijera algo, el pelirrojo dejo la mochila en el suelo, la abrió y varias docenas de frascos fueron visibles. –Medicamentos – fue lo único que mascullo mientras cerraba nuevamente la mochila y entraba, para hablar con su superior sobre donde debía ubicar los frascos.

La conversación fue corta y formal, principalmente porque Z procuraba no meterse en problemas. Le dio todos los medicamentos a uno de los encargados del almacén, al momento que veía como un grupo medianamente considerable de munición era despachado, seguramente hacia alguno de los frentes de batalla. Pidió permiso para tomar una lata de los estantes, y una ves lo obtuvo, se paso unos segundos buscando alguna de naranja. Mala suerte. Tomo el de uva, que no le disgustaba tanto, y mochila al hombro, salio de la fabrica, pero no se alejo demasiado. Uno de los muros medio caídos fue donde termino sentándose, abriendo la lata para dar un largo trago, y tranquilizarse mientras miraba a las personas entrar y salir. Había sido un mal día hasta ese momento, pero para el, debió convencerse a si mismo, no era mas que un día rutinario, aburrido…

avatar
Mensajes :
7
Fecha de inscripción :
18/07/2012

Z
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De rutinas, dolor y compromiso

Mensaje por Grell Sutcliff el Dom Jul 22, 2012 7:06 pm

Realmente aveces odiaba su trabajo, inclusive pensaba en abandonarle pero se resignaba ya que bueno, era su única fuente de ingreso. Llevaba ya sus buenos días matando gente por orden y pago de algunos políticos. Su misión... era matar dos políticos y un joven recolector de la Rebelión y cómo se habían conseguido la información del próximo cadáver de "Jack", eso sólo lo sabían los políticos, pero.. ¿por qué carajo en la jodida fábrica abandonada? Sabían que odiaba aquel lugar, digamos que, nunca tuvo un buen sentido de la orientación. En fin...

Aquel día estaba completamente fatigado, llevaba tres días sin detenerse, corriendo de aquí allá, huyendo de la policía, escondiéndose de esta, sin ganas de matar a estos tipejos que realmente, eran inútiles policías. Suspiró y se contactó con el político, aquel que odiaba con todo su ser pero no tenía nada más que acatar sus ordenes, aunque odiaba esto, ya que, era el que mejor le pagaba -Ya maté al político...- le dijo con desprecio y odio. Al otro lado del teléfono el otro se limitó a reír y decir que sólo le faltaba el joven de la rebelión, a los pocos segundos de terminar su frase, cortó la llamada. -Tsk.... Aquel joven de pelos rojizos hizo lo mismo, pero sin calcular su fuerza y aboyando la pequeña cabina. Al salir de esta, suspiró a ojos cerrados, llevó sus manos a los bolsillos y se encaminó a la fábrica que tanto odiaba, ubicada exactamente en territorio de la Rebelión.

Mientras se encaminaba hacía la fábrica, refunfuñaba por el jodido político, pensando que un día de estos le matará de la forma más cruel que tiene un asesino, si... Después de esta misión mataría al jodido político, cómo sea. Sin darse cuenta, debido a su refunfuñar caminar, ya había llegado a la falda de la colina en la cual se encontraba, levantó un poco la vista y miró la fábrica. Suspiró con algo de enojo y comenzó a subir la pequeña pero aburrida colina, llevando su querida cierra eléctrica, y con una sonrisa pícara y a la vez macabra, llevando el mango de su cierra al hombro y subiendo con ella sobre este -Pff... espero por lo menos este me coloque resistencia... matar sin resistencia se hace aburrido- Llegó a la entrada de la gran fábrica y entró con seguridad y mirando a todos lados, para ver si no le atacarían de sorpresa. Sus tacones rojos resonaban por toda la fábrica, lo cual le hacía gracia y le gustaba. Pasó así como más, dijera pedro por su casa, el guardia le intentó detener pero sólo sintió el echo de que su cierra le atravesara el pecho hasta la espalda, algunos consternados y otros con enojo. Estos últimos se lanzaron contra el y comenzó la masacre. El pelirrojo de cabellos largos los mataba, les atravesaba su cierra como si nada, dejando los cuerpos tirados en el suelo, algunos huyeron. Suspiró con desagrado el cómo pocos se atrevieron a enfrentar a "Jack el destripador". Se dio media vuelta y se encaminó para alejarse de la fábrica. Caminaba gruñendo, con su traje salteado en sangre debido a la pequeña matanza que hubo dentro de la fábrica, aunque sólo fue en la entrada.

Iba bajando la colina, llegando a la falda y se encaminó hacia la parte trasera de la vieja fábrica. En este momento, dos valientes de acercaron a atarle por la espalda. Con una sonrisa pícara lo único que hizo fue atravesar al primero, arrojando el cuerpo sobre el segundo, haciendo que el segundo se golpeara en una de las piedras del camino y un tercero que le atacó en el momento del empuje del segundo, pateando el cuerpo del tercero, arrojando sólo a unos pocos metros del pelirrojo, colocó su pié, ejerciendo un poco de fuerza sobre el atacante, le miró con una sonrisa de desprecio -Oh ~ no habla bien de tu parte atacar a alguien por la espalda..- El hombre le suplicaba piedad y esta era una de las cosas que al pelirrojo no le agradaban, así que terminó con su vida de una manera dolorosa, comenzó a cortar sus extremidades, dejando al hombre agonizante de dolor y terminando por incrustar la cierra, todavía encendida y andando, en el pecho, sin dejarle reaccionar. Suspiró con molestia y miró su traje - Y eso que era mi traje favorito...- Volvió a suspirar y a seguir su camino, en busca del joven que había robado "algo" del negocio del sucio político.
avatar
Mensajes :
16
Fecha de inscripción :
18/07/2012
Edad :
22

Grell Sutcliff
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De rutinas, dolor y compromiso

Mensaje por Kenji Kitsune el Lun Jul 23, 2012 4:27 am

Spoiler:
No importa si me meto ¿cierto?~ ^^
El día había llegado con una inocente curiosidad naciente de el pequeño zorrito, se encontraba en el patio (mas parecido a un parque) de su hogar con sus orejas y cola al aire, era agradable para el joven sentir el viento chocando contra su piel y mas cuando se trataba de un pasto tan verde con arboles a los alrededores que eran capases de ser un hermoso lograr para tomar una siesta a sus cercanías. Como era en este momento parte de la elite, varias veces le habían advertido sobre las otras facciones , que eran malas horribles , repugnantes ( la mayoría sobre la rebelión) e indecentes , aun con tantas negativas no creía en ellas , quería verificarlo con sus propios ojos , quería ver como era la vida de un gobernante o un revolucionario , seria magnifico pero… lamentablemente la respuesta seria siempre no , ni si quiera podía ser un neutral sin que sus padres le hagan esa mirada tan adorable. Suspiro un tanto desanimado cerca de uno de los arboles mas viejos.

- ¿Le sucede algo? - Uno de los sirvientes se había fijado en los ánimos del otro y le preocupaba si se deprimiera mas , el joven solo parpadeo unos segundos y negó con la cabeza con una leve sonrisa mirando con desánimos el pasto – No es nada … solo estaba pensando en unas cosas…-

Aun sin ser convencido , el sirviente le insistió en saber que sucedía que no le diría a nadie , quedaría en un secreto , el joven zorro le miro unos segundos y soltó un leve suspiro . Conto animado su querido deseo de curiosidad y esta era asentida con cada frase que daba – Si solo pudiera saberlo… seria muy feliz…- Comento dejando finalizado (o eso pensaba) el tema.

Sin poder dejar de mirarle el sirviente fue a por unas ropas, mascara y un pequeño cinturón que tenia un pequeño bolso lleno de bombas de humo , se las entrego al joven y dándole una reverencia se alejó. El zorro ahora dio un leve movimiento a su cola estaba agradecido por aquel sirviente aunque no dudaba que este le seguiría a donde fuera , así que solo sonrió de lado colocándose su traje para ocultarse en las facciones.

Ya con la capa con capucha , la mascara con forma de el rostro de un zorro y con el cinturón puesto y escondido . Fue ocultando a medida que iba infiltrándose a la facción elegida orejas y cola , esperando a que nadie notase su presencia , fue escuchando el ruido y personas de un lugar bastante grande , todas riendo y llevando consigo varias cosas que no sabría de que se tratase , aun así parecía bastante interesante ir primero a ese lugar. A paso lento y animado , se acercaba a el lugar pero luego se izo bastante rápido al ver como una persona de cabellos rojizos matando de un golpe de cierra al que parecía el guardia ¿Cómo podía matarlas de esa forma? Era bastante cruel incluso la gente estaba huyendo , bueno algunas . Llegada a la zona el joven inspecciono si el hombre seguía con vida o no , lamentablemente la perdida de sangre y el hecho que le atravesaron con gran profundidad no le dejaba muchas posibilidades de estarlo , el joven frunció levemente el ceño y se levanto siguiendo el sonido de la cierra sonando , haría lo posible para que nadie mas muriese con este asesino . Lamentablemente no todo puede resultar fácil , lo pillo justo cuando había matado a mas personas, escuchando su Y eso que era mi traje favorito... . Se oculto en una pared próxima con los latidos del corazón a por mil , gracias a quien sabe que no lo habían pillado a él , porque osino estaría en graves problemas . Siguió observando a quizás su próxima victima y esta parecía bastante joven , era el momento de actuar… Busco por todas partes un atajo a el paradero del muchacho , hasta que por fin lo consiguió .

Se acercó corriendo , sin mostrar su rostro y ni si quiera quiso hablar , solo le indico en donde se encontraba el asesino que había revuelto a el edificio y le tomo de la mano corriendo arrastras con el nuevo chico que esperaba salvar de alguna forma . Saco sus orejas mirando unos segundos hacia atrás para verificar que no les seguía y poder escuchar mejor lo que le rodeaba.

avatar
Mensajes :
24
Fecha de inscripción :
18/07/2012

Kenji Kitsune
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De rutinas, dolor y compromiso

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.